Diseño de plaza de uso mixto

Diseño de plaza de uso mixto

Hoy en día, vivimos en un mundo dinámico y en constante cambio, por lo que nuestras ciudades y pueblos necesitan edificios diseñados de forma estratégica e inteligente, con espacios de uso mixto que puedan cumplir muchas funciones. Las plazas son espacios públicos en los que los ciudadanos pueden reunirse por varias razones. Son el corazón palpitante de una comunidad y se consideran una de las formas más sostenibles de mejorar la habitabilidad. De hecho, suelen estar rodeadas de edificios importantes, como juzgados, mercados e iglesias, entre otros muchos, y son los puntos de encuentro para actividades formales, informales y de entretenimiento. Para crear una plaza de uso mixto con éxito, los arquitectos y diseñadores urbanos siempre tienen en cuenta la zona circundante al espacio y el futuro uso potencial de la plaza, con el objetivo de crear un espacio que atienda a un conjunto de actividades y usos diversos.

Estos son los atributos del espacio más importantes para el éxito del diseño de una plaza de uso mixto:

1- Garantizar la accesibilidad a todos los servicios

La accesibilidad es el objetivo número uno de los lugares urbanos de éxito en general, y las plazas no son una excepción. Al diseñar una plaza de uso mixto, es importante proporcionar un acceso fácil y directo a la plaza y a sus servicios y edificios. Por eso los arquitectos y diseñadores urbanos siempre se aseguran de que haya un transporte público accesible a la plaza, con plazas de aparcamiento accesibles cerca de la entrada. Por otra parte, para garantizar que los visitantes puedan acceder a todos los servicios, es importante asegurarse primero de que todas las rutas y aceras de la plaza estén bien mantenidas e iluminadas para mejorar la seguridad. La colocación de señales alrededor de la plaza para indicar la dirección de cada servicio, los elementos de agua, los aseos, etc., también facilitaría y mejoraría la movilidad dentro de la plaza. También es importante planificar la ubicación de los edificios con mejores conexiones entre ellos para reducir las distancias de desplazamiento entre los espacios y mejorar la experiencia de los visitantes y los ocupantes. Por ejemplo, una plaza debería estar conectada con otros espacios abiertos e interiores circundantes mediante pasillos, puentes, escalones, rampas y plantaciones.

2- Utilice materiales y mobiliario que reflejen el carácter del espacio

Cada plaza tiene su propio carácter, único y diferenciado. Para crear una plaza de uso mixto con éxito, es importante planificar el lugar de forma que responda a sus características únicas, su cultura, su geografía y su historia. Los materiales de construcción y el mobiliario contribuyen a definir este carácter al tiempo que transmiten sostenibilidad y durabilidad. Algunos de los mejores materiales ecológicos que se utilizan actualmente para lograr la sostenibilidad son, por ejemplo, el bambú, las baldosas solares, las baldosas generadoras de energía, la madera, el plástico reciclado, el hormigón vegetal y los vidrios inteligentes. Los vidrios inteligentes, por ejemplo, están diseñados para bloquear ciertas longitudes de onda del sol en verano y dejar entrar los rayos solares en invierno, volviéndose translúcidos o transparentes en función del clima.

3- Integrar pequeños “lugares” dentro de la plaza

Una plaza de uso mixto debe contener una variedad de lugares más pequeños y elementos de ocio que animen al público, ya sean visitantes u ocupantes de los edificios circundantes, a utilizar el espacio más a menudo. Por tanto, deben aportar una sensación de vivacidad y emoción. Por ejemplo, una plaza de uso mixto puede incluir mesas de juego, cafés al aire libre, equipos de juego para niños, espacios verdes aislados para la intimidad, como asientos bajo grandes árboles y alrededor de arbustos, elementos de agua, etc. Y sea cual sea la escala del proyecto, también es importante que el lugar se distinga para mejorar la experiencia de entretenimiento añadiendo atracciones especiales alrededor de la plaza, como pantallas de medios de comunicación y espacios artísticos, así como estadios y escenarios para espectáculos programados o previstos. La oferta de entretenimiento creará un poder de atracción que mantendrá a los visitantes y ocupantes de los edificios circundantes en el lugar durante más tiempo, y contribuirá a que vuelvan una y otra vez.

4- Planificar un diseño flexible

La flexibilidad en el diseño es el aspecto más importante en el desarrollo y el diseño urbano. Por eso, una plaza de uso mixto de éxito debe cambiar con las estaciones, ya que no puede prosperar si sólo tiene un diseño fijo. La flexibilidad significa también la capacidad de la plaza para adaptarse a los cambios a lo largo de los años. Por ejemplo, el diseño de una plaza debe ser lo suficientemente flexible como para permitir que los visitantes y los ocupantes de los edificios circundantes utilicen el espacio para ver películas, festivales y conciertos al aire libre en verano y primavera, y para patinar sobre hielo en invierno. De este modo se consigue una mejor experiencia para el usuario durante todo el año y se anima a la gente a volver a la plaza durante todo el año para realizar diferentes tipos de actividades.

5- Colocación estratégica de los edificios

En el ámbito de la urbanización, existen diferentes tipos de planificación que son bastante diferentes entre sí: la urbanización horizontal y la vertical de uso mixto. Un desarrollo horizontal de uso mixto, por un lado, combina edificios de un solo uso que están originalmente diseñados para usos residenciales y no residenciales en la misma manzana. Cuando se utiliza esta estrategia, es importante tener en cuenta los usos previstos de los edificios, asegurándose de colocarlos de forma compatible con enlaces estratégicos entre ellos y la plaza para mejorar la movilidad y la transitabilidad. Sin embargo, los desarrollos verticales de uso mixto, que combinan diferentes usos dentro del mismo edificio, tienen más éxito alrededor de las plazas. En este tipo de desarrollo, los edificios están estratégicamente situados para atraer a los peatones y a los negocios locales, promoviendo el crecimiento económico local, ya que la demanda de servicios locales aumentaría. Los desarrollos verticales de uso mixto suelen reservar las plantas bajas para usos minoristas, comerciales e institucionales, mientras que proporcionan espacios para los residentes en las plantas superiores, lo que les permite beneficiarse de más privacidad, más paisaje verde y menos ruido de la calle, al tiempo que les da la oportunidad de pasar su tiempo de ocio en la plaza de uso mixto.

MAYOR CALIDAD DE VIDA

Las plazas son elementos atractivos que proporcionan zonas exteriores estéticamente agradables. De hecho, son uno de los espacios públicos más importantes que contribuyen a crear ciudades habitables que permiten a sus ciudadanos crear conexiones sociales, físicas y mentales. Dado que una plaza de uso mixto está rodeada de diferentes tipos de edificios, como los comerciales, los residenciales y los institucionales, entre otros muchos, se convierte automáticamente en un destino común para los ciudadanos, donde pueden relajarse o tomarse un rápido descanso después del trabajo. Por eso, a medida que las ciudades y las técnicas siguen desarrollándose y mejorando, los diseñadores urbanos y los arquitectos se esfuerzan por mejorar la calidad de vida urbana, asegurándose de que los espacios abiertos, incluidas las plazas de uso mixto, sean entornos óptimamente sociables que estén a disposición de todos los ciudadanos.

 

Siga a Noëlla Aoun Design Studio  o visite nuestro sitio web para ver más artículos sobre diseño urbano, arquitectura, diseño de interiores, paisajismo, medio ambiente, propiedad inmobiliaria y desarrollo sostenible.

Share post:

Leave A Comment

Your email is safe with us.

seis + 8 =